Euros y SubvencionesComo he mencionado en un anterior artículo , “Emprender desde la Trinchera“, la labor de búsqueda de financiación y subvenciones a la hora de emprender un nuevo proyecto puede hacerte apartar del desarrollo del proyecto en si, por lo que lejos de ser una ayuda puede convertirse en un lastre; por lo que aquí te enumero, desde mi experiencia, 7  errores en los que no debes de caer al intentar acceder a todas las ayudas y subvenciones que se ofrecen desde los organismos e instituciones.

1- Adaptar tu proyecto a las ayudas que se ofrecen y no buscar ayudas que se adapten a tu proyecto.

Si intentas adaptar tu proyecto a las ayudas y no al revés, te encontrarás haciendo algo realmente muy diferente a lo que habías soñado, y no solo eso, terminarás haciendo lo mismo que todos los de tu entorno que intentan acceder a las mismas ayudas que tú; las ayudas vienen de las instituciones y estas no se caracterizan principalmente por su innovación y adaptabilidad sino por todo lo conrtario.

2- Realizar gastos por encima de lo que tenías pensado y calculado de tu proyecto.

Las ayudas no abarcan el 100% de las inversiones, por lo que si son bien planteadas e intentas a toda costa maximizarlas te obligan a:

  1. Recurrir a créditos y financiaciones extras a las que tenías planificadas para cumplir con los gastos estipulados en las subvenciones.
  2. Sobredimensionar en personal y gastos la puesta en marcha de tu empresa para cumplir con las exigencias de las subvenciones.
  3. Invertir en conceptos que no tenías planteados simplemente porque son los que se cubren con dichas ayudas.

Algo importante a tener en cuenta es que las ayudas casi siempre están limitadas a determinados aspectos de la empresa que quizás no tenías pensado invertir, al menos en un principio, y por intentar obtener la subvención terminas sobredimensionando los gastos de arranque el proyecto.

3- No destinar el dinero de las subvenciones a los gastos e inversiones que has planteado en las memorias que has presentado.

Si te han concedido las ayudas debes de procurar destinarla a los gastos o inversiones para los cuales te la han concedido, recuerda que debes de justificar ante el organismo que te la haya concedido el destino de dicha ayuda; y si no has cubierto los conceptos por los que la has solicitado te tocará devolver dicha ayuda; con los intereses correspondientes.

En el caso de que la ayuda la concedan o paguen después de presentar toda la justificación; pues entonces te descontarán o no te la concederán; por lo que habrás perdido mucho tiempo y el tiempo es dinero para un emprendedor.

4- Descuidar el desarrollo y puesta a punto del proyecto que define tu empresa en pos de conseguir subvenciones.

A veces en la búsqueda de ayudas y subvenciones para emprender te pierdes en ese camino y te apartas de lo más importante que tienes que desarrollar, tu proyecto, debido también a toda la documentación y exigencias de las propias ayudas; que te obligan a dedicarle indeterminadas horas de trabajo y de sueño para cumplir con todo lo que te piden para ello desde las administraciones. Desde cursos de formación; hasta desarrollos de planes de negocios adaptados a sus requerimientos.

Encima la mayoría de las ayudas para los emprendedores se conceden antes de tener creada la propia empresa, por lo que en este momento es cuando más desorganizados y más fácil de desviarnos del camino estamos.

Resumen…

Quiero aclarar que no estoy en contra de ayudas y subvenciones, le pueden dar un gran “empujón” a tu embrión, pero lo cierto es que desviarte de tu proyecto y centrarte en la obtención de ayudas es un grave error que terminarás pagando al doble de interés y que puede precipitar el cierre de tu empresa y de tus sueños.

¿Y tú has tenido una amarga experiencia con las subvenciones? Ven y cuéntala…